¡Hola!

Bueno pues hoy se acaba noviembre y se lleva consigo el NaNoWriMo. Ha sido un mes rarito, aunque, en general, me lo he pasado bien con esta experiencia. No he ganado. No he llegado ni de lejos a cumplir con las 50000 palabras. Pero, a ver… todos sabíamos que NO lo iba a hacer. Soy lenta. Soy MUY muy lenta. Muy lenta. No es ningún secreto. No puedo escribir sin releer lo anterior cuarenta veces hasta asegurarme de que queda como quería. Lo intenté durante las dos primeras semanas, pero después me volví realista y decidí ponerme una meta más justa para mí: 25000 palabras. Llegar a la mitad ya era muchísimo teniendo en cuenta mi método de trabajo. Y lo he conseguido. De milagro, pero sí. ¡Yasss! #ProyectoZarevna avanza. He terminado casi la segunda parte de personaje uno y ya tengo atado todo hasta el final. Así que va viento en popa (dentro de mi velocidad tortuguil). Espero que esté acabado del todo antes de verano del año que viene.

Dentro del contexto del NaNoWrimo, lxs chicxs de la World Book Con organizaron una serie de charlas con escritores que se celebraron en la biblioteca Eugenio Trías de El Retiro. Cada una de ellas se centró en un tema concreto del proceso de escritura. Yo sólo pude ir a dos, pero estuvieron genial ambas:

Victoria Álvarez nos explicó su método para documentar y crear la ambientación de las novelas. Fue muy interesante e inspiradora. La parte negativa es que, en cuanto salí de allí, mi mente hiperactiva decidió que le apetecía ponerse a documentar otro de los proyectos que tengo por ahí y no puede ser, no aún x’D

La segunda charla fue la de Costa Alcalá, que nos hablaron sobre por qué, cómo y con quién escribir a cuatro manos. Como siempre que están ellos, fue muy divertida además de útil, incluso para escribir solo.


Aparte de la maratón de escritura, este mes también he hecho una especie de maratón seriéfila. Empecé a ver Merlí en Netflix y ya no pude parar hasta terminarla. Es maravillosa y con el último capítulo lloré, me reí y hasta grité yo sola. La acabé ayer realmente, así que hoy todavía estoy nostálgica y echando de menos a los personajes. Lo superaré… algún día. Tenéis que verla. Es totalmente necesario para vuestras vidas, aunque todavía no lo sepáis.


También he leído bastante. Sí que me ha cundido noviembre y yo sin darme cuenta hasta ahora…

  • Fahrenheit 451 + El parque de juegos + Y la roca gritó – Ray Bradbury
  • El fabricante de Muñecas – R.M. Romero [RESEÑA]
  • Ne obliviscaris – Fernando Acalá
  • Una figura en las sombras – John Bellairs [RESEÑA]
  • Matar un ruiseñor (Novela gráfica) – Harper Lee y Fred Fordham [RESEÑA]

A principios de mes salió una reseña muy bonita de Mi futuro en una caja, gracias a Yoli de Mi vida por un libro, que os dejo por aquí.

Hablando de Mi futuro en una caja, justo hoy me ha recordado Facebook que hace un año que firmaba el contrato de edición. Cómo pasa el tiempo y cuánto ha viajado ya Federica desde entonces…


Por último, quería avisar de que por el momento voy a dejar de subir vídeos a YouTube de manera periódica. El tiempo que invertía en montar los bártulos, grabar y editar los vídeos no me compensaba para las visualizaciones que tenía, así que por ahora mantendré el canal como una herramienta en la que compartir de vez en cuando algún contenido especial.

Y nada más. ¡Buen fin de semana!

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *