¡Hola!

¿Qué tal habéis pasado el fin de semana?

Yo genial. Y por eso estoy aquí, para contároslo y daros un poco de envidia. Pero envidia de la buena, de la de «a ver si este tipo de eventos ganan más fuerza para que cada vez puedan llegar a más gente». Como sabéis, desde el jueves hasta el domingo, se celebró en Tres Cantos la segunda edición del FestiLIJ, festival en torno a la literatura infantil y juvenil. En la Biblioteca Municipal Lope de Vega nos reunimos un montón de autores, ilustradores, editores y lectores de todas las edades para participar en distintas actividades con la LIJ como protagonista.

Yo solo pude ir el sábado por la tarde y el domingo por la mañana, pero aunque se me hizo muy corto, me lo he pasado muy muy bien.

El sábado estuve en la mesa redonda sobre thriller y terror, en la que hablaban Anabel Botella, Carlos García Miranda, David Lozano y Jorge Gómez Soto. Fue muy divertida y con muchas más risas de lo esperado mientras se habla de asesinatos, sangre y cadáveres xD Me traje la última novela de Carlos, así que espero poder leerla pronto. Y para acabar la tarde, asistí a una mesa redonda sobre fantasía y ciencia ficción, con un montón de autores, entre ellos mis queridos Fer Alcalá y Geo Costa.

Anabel Botella, Jorge Gómez Soto, Carlos García Miranda y David Lozano

El domingo por la mañana era mi turno de participar en la mesa sobre literatura romántica. Tuve una suerte tremenda porque me tocó compartir charla con tres autores que admiro una barbaridad: Anabel Botella, Daniel Blanco y Clara Cortés. La parte «mala» de eso es que me daba un pelín de miedo sentirme demasiado pequeñita a su lado maldito síndrome del impostor, pero enseguida se me pasó el susto y la disfruté muchísimo. Hablamos de los mensajes que se pueden incluir en una novela romántica, de personajes, del proceso creativo en general… y también nos reímos bastante, así que creo que fue bien. Al menos, desde mi sitio, lo pasé muy bien.

Clara Cortés, Inés Díaz Arriero, Anabel Botella y Daniel Blanco

Por último volví a estar de público en la mesa sobre literatura realista e histórica. Y luego tocaron las despedidas, que siempre son la peor parte.

Desde aquí, de nuevo, muchas gracias a la librería Serendipias y al Ayuntamiento de Tres Cantos por organizar un evento tan bonito y necesario. A todos los voluntarios por estar al pie del cañón todo el rato, por cuidarnos tan bien y por hacer preguntas tan interesantes. Y, en general, a todos los que habéis formado parte de esto; veros siempre es una alegría y ahora ya os echo de menos. Es que siempre lo mejor de estas cosas, sin duda, es el ambiente que se crea alrededor. ¡Ojalá muchas más oportunidades de juntarnos!

¡Ah! ¡Y muchas felicidades a los ganadores de los Premios Torre del Agua!

La consecuencia inevitable de este tipo de reuniones es que me entran muchas ganas de leer y escribir, así que me despido para ponerme a trabajar 🙂

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *